Esta es la primera parte de una serie de artículos que escribiré sobre cómo configurar y usar Xen, crear y administrar máquinas virtuales, clonación y migración, asignación de procesadores, memoria y configuración de la red entre otras cosas.
Aunque soy usuario de Archlinux, los servidores que administro están bajo Debian, por lo que estos tutoriales los haré en base a esa distribución.

A continuación, una serie de instrucciones de cómo instalar y dejar corriendo Xen en la máquina servidor en sencillos pasos:

Debemos instalar el kernel correspondiente y las utilidades de xen. Lo hacemos todo con el siguiente comando:

apt-get install xm-utils-common xen-linux-system-2.6.26-2-xen-686 linux-image-2.6.26-2-xen-686

Se van a instalar automáticamente las dependencias y otras utilidades que se necesiten.
Reiniciamos y booteamos con el kernel correspondiente: Xen 3.2-1-i386 / Debian GNU/Linux, kernel 2.6.26-2-xen-686

Hay que fijarse que se instalaron dos: linux-image y xen-linux-system. El primero se usará para que las máquinas guest booteen y el segundo para el domU.

Cuando ya hayamos iniciado con xen-linux-system, debemos editar el fichero /etc/xen/xend-config.sxp. Vamos a la linea donde configuramos la red, debe aparecer algo como “(network-script network-dummy)” y debemos cambiarlo por “(network-script network-bridge)“. Cuando intentemos crear nuestra primera máquina virtual, xen nos enviará un mensaje advirtiendo que debemos configurar esa linea en el fichero de configuración.

Eso es todo.