El que usa software privativo no está respetando su libertad

Siempre ha sido un tema de discusión el tema de la propiedad intelectual, derechos de autor, etc, pero esta véz quiero referirme a algo más allá de eso: el Software Libre.
gnuNo hay que confundir el concepto de Software Libre con Open Source, el primero corresponde a toda una filosofía relacionada a las libertades de las personas y lo segundo, simplemente, a código abierto. Una aplicación puede ser open source sin ser libre. La gran diferencia entre uno y el otro es el tema de las licencias. Para que el software sea libre es necesario que se permita compartir, modificar y adaptar el código.

Usar software libre es bueno porque permite, entre otras cosas, manejar y controlar algo que es tuyo: tu computador y es por éste motivo que nace el dilema entre el hardware y los famosos drivers propietarios/privativos v/s los libres. Para muchas personas el hecho de no poder aprovechar los recursos de su hardware gracias a los drivers libres significa un problema y entonces es cuando deciden usar el driver propietario o privado. El otro día, pensaba que la única forma de promover y mejorar el desarrollo de drivers (o firmwares) libres desde las propios fabricantes es usar los drivres libres ya existentes. Estamos en un proceso de educación y difusión del software libres y de nuestras libertades, si queremos lograr que éste proceso avance debemos sacrificarnos un poco. Imaginemos un mundo ideal, donde todas las personas usan drivers libres y los fabricantes no encuentran qué hacer para que los usuarios compren sus productos, como no se puede exprimir al máximo los recursos del hardware, el usuario no va a necesitar continuar comprando y por ende, los fabricantes se verían obligados a desarrollar ellos mismos un driver que sea libre y que cumpla con todo lo necesario para poder funcionar correctamente. Obviamente, es una utopía.

Hace un par de días tuvimos a Richard M. Stallman de visita en Kernelhouse y en el Hacklab y me quedó dando vueltas una frase que nos dijo: “Las personas que usan software privado no están respetando su libertad“.

Si bien las personas son libres de usar software privado o libre, creo que la diferencia está simplemente en cuando te obligan a usar uno u el otro. Cuando una persona decide usar software libre, entonces está haciendo uso de su libertad de hacerlo. El problema, para mi, es cuando no tienes opción o bien, te obligan. Generalmente estás obligado a usar software privado, compras un iPod y viene con software privado y hasta es ilegal “desbloquearlo” siendo que es tuyo.  Cuando compras un portatil o un computador de escritorio, éste viene con M$ Windows, de una u otra forma te están obligando a usarlo. En el precio se incluye el precio de la licencia y para evitar pagarla, hay que hacer miles de trámites que aveces no valen la pena. Pasa hasta en el gobierno, existen muchos planes para disminuir la brecha digital, tecnologizar a personas de escasos recursos, pero detrás de éstos métodos, siempre está Microsoft por detrás. Microsoft siempre ofrece ofertas que, debido a la ignorancia de quienes toman las decisiones, es imposible rechazar. Por ejemplo, para el colegio de escasos recursos donde existen 40 mil nños que jamás han tocado un cumputador, ésta monopólica empresa, decide “donar” 1000 computadores con licencias para usar Windows “especialmente” adaptada para esta ocasión, por ejemplo la típica “Starter Edition“. Con este tipo de metodologías, lo único que estamos logrando es crear una dependencia a un producto de una empresa privada. Para exáctamente lo mismo cuando el gobierno decide “auspiciar” y “becar” a sientos de personas de tercera edad o personas analfabetas tecnologicamente a cursar un taller o curso de “Microsoft Office”, hacen que éstas personas dependan de un producto de Microsoft, por ésto mismo, lo que se debería promover son cursos de “ofimática” que servirían para que un usuario sepa usar cualquier suite de herramientas de oficina, ya sea de MS Office, Open Office, Koffice, etc. Para que la educación de resultado, hay que enseñar a la persona a elegir, hay que demostrarle que tiene libertades que él mismo puede aprovechar. Windows no llegó a ser tan popular porque era un buen producto o porque era la única opción existente en el mercado, simplemente porque la ignorancia de las personas, gracias a la manipulación de las grandes empresas y el gobierno, hizo que así fuera.

Un proceso de educación tiene un bien final cuando el usuario logra, por si mismo, decidir qué sistema operativo usar (MS Windows, GNU/Linux, Mac, etc) y por ejemplo, en el caso que use GNU/Linux, que su conocimiento le permita decidir que distribución usar. El motivo de mi odio a Windows es similar al por qué odio a Ubuntu, sus políticas de marketing y sus filosofías no me gustan, Ubuntu de una u otra forma está haciendo lo mismo que Microsoft, no se hizo popular por su funcionalidad sino que por el dinero. Actualmente, me atrevería a decir que el 90% de los usuarios de Ubuntu  no tienen idea que existen más distribuciones, frente a (según yo) un 70% de usuarios Windows que si sabe que existen varias distribuciones de GNU/Linux.
En conclusión, estoy completamente de acuerdo en que cuando una persona usa software privado, no está respetando su libertad, ya que se está sometiendo, voluntaria o involuntariamente, a usar el producto (software o hardware) como el fabricante lo dice, aún pagando por él.

2 comentarios

  1. Pues bien, tienes razón desde el punto de vista del software libre. Sin embargo es difícil vivir a software libre.

    La veo sencillo, alguien que compra un celular (teléfono móvil), ya usa software privativo, controladores privativos, etc. Y por ejemplo para los usuarios del celular no hay otra opción.

    Otra es por ejemplo cuando compras una impresora de tickets, en muchas ocasiones solo funcionan con el driver privativo.

    Entonces, la gente no va a dejar de comunicarse ni de dar comprobantes de compra porqué no
    se respeta la libertad.

    ¿Cuál es la solución?…a como yo lo veo es que el software libre presente verdaderas alternativas al software existente. Podemos ver el caso de OOo, simplemente a un usuario no le “llena la vista”, en cambio ven MS Office y tiene una buena interfaz y muy simple de utilizar.

    En el software libre hay varias alternativas, para programadores, administradores de red, etc. Pero no existen opciones reales de suites de oficina (OOO va mejorando, pero aún no le llega a MS Office), no hay juegos, no hay suites para arquitectos, no hay suites de diseño profesional, etc. Por lo tanto muchas veces los usuarios no tienen una opción mas que utilizar lo que saben o lo que tienen a la mano o lo que conocen.

    Si bien, el open source (desde mi punto de vista) es quien más ha aportado soluciones al software privativo.

    Con lo que dices de tu odio a Ubuntu, no sé si ya has leído esto:
    http://rodrigopolo.com/noticias/adobe-y-ubuntu-igual-ciao-apple.html

    http://www.thevarguy.com/2010/04/27/ubuntu-10-04-attracts-new-software-partners/

    Pues al parecer con eso odiarás más a Ubuntu.

    Saludos.

  2. No solo uno se somete a usar un producto que no quiere o halla escogido si es privado , pues también puede pasarle esto con un software libre al que es tambien sometido a usar. Explico mejor esto último; pasa que cierta parte de empressa que venden computadores te dan uno que esta instalado con Linux ya que este S.O. les sale inmensamente más económico a que venderte uno con MS windows y cuando llegas a tu casa y te la prenden resulta que este está con el software que no querias o no sabias que venía con ese.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.